Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, negó las acusaciones que lo señalaban como gestor de una oposición que derrotó al candidato oficialista en la elecciones del fútbol local y causó la inminente salida de la selección del técnico Marcelo Bielsa.

El jueves el español Jorge Segovia se alzó como nuevo presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), días después de que un político de derecha afirmó que Piñera intentó articular la oposición hacia el entonces presidente de la entidad, Harold Mayne-Nicholls.

El denunciante dijo que el dirigente de uno de los clubes que apoyó al nuevo jefe de la ANFP recibió tres llamadas telefónicas de Piñera para levantar una candidatura alternativa y "defenestrar a Mayne-Nicholls".

Piñera negó la noche del viernes haber intervenido en la elección de directorio de la ANFP.

"Si hay algo que me molesta y me indigna es la mentira, es la falsedad (...) en esa materia algunas personas han faltado groseramente a la verdad", dijo Piñera en declaraciones que reprodujo el sitio en internet de la radio local Cooperativa.

"No sé si por mala información o por mala intención, pero lo cierto es que afirmo categóricamente: nosotros no tuvimos absolutamente ninguna participación en la elección en la Asociación Nacional de Fútbol Profesional que fue resuelta por los clubes", agregó.

Piñera, quien es uno de los máximos accionistas del popular club chileno Colo Colo, mantuvo una serie de desencuentros con Mayne-Nicholls.

Bielsa, en tanto, afirmó días atrás que no seguiría en la selección chilena si Segovia vencía en las elecciones de directorio de la ANFP.

El ex seleccionador argentino dirigiría al combinado local por última vez el 17 de noviembre en un amistoso contra Uruguay en Santiago.