Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió que la seguridad del Estado no es negociable y que las vías de hecho no son aceptadas.

El pronunciamiento del mandatario Santos se conoció horas después de haber sido levantada la protesta de los propietarios de camiones y de haberse firmado el acta de acuerdo.

El Presidente Juan Manuel Santos celebró este viernes el levantamiento del paro de transportadores de carga que afectó al país durante más de dos semanas.

“La autoridad del Estado no es negociable”, expresó el mandatario, quien reiteró que su gobierno está abierto al diálogo, durante el foro organizado en Bogotá con motivo del centenario de la Fundación Social.

Santo indicó que las leyes no pueden negociarse mediante la fuerza.

“La primera obligación es con el interés general, con todos los colombianos, de preservar unas reglas de juego, unas leyes, una Constitución; de imponer el sentido de la autoridad del Estado y este principio fundamental no es negociable ni será nunca negociable”, dijo. Reiteró que desde su posesión expresó que este gobierno está abierto al diálogo de manera permanente.

“Desde el principio, desde el 7 de agosto, he venido reiterando que nosotros siempre, siempre abiertos al diálogo, somos convencidos que a través del diálogo se logran soluciones mucho más fructíferas, más constructivas para el progreso del país. A través del diálogo se puede encontrar términos medios o en la medida de los posible, todo el mundo quede contento”, expresó el mandatario de los colombiano según comunicado de prensa de la Casa de Nariño.

Indicó que otro principio que no es negociable es la modernización de la economía del país y reiteró que la eliminación de la tabla de fletes es una decisión que se mantiene en pie.

“Dijimos que hay un principio que es un mandato del pueblo colombiano, que tampoco era negociable. Es la modernización del país, el progreso del país, en el sentido la decisión de migrar hacia un sistema de libertad vigilada, de eliminar la llamada tabla de fletes. Era una decisión que no era negociable”, manifestó Santos.

Explicó que esa modernización también contempla elevar la calidad de vida y de la labor que desarrollan los transportadores de carga en el país, lo cual ha estado presente en este proceso, incluso antes de registrarse el paro.

“Estábamos dispuestos a hacerlo dialogando, concertando, viendo la mejor forma de beneficiar a los transportadores, a los camioneros, ver cómo podemos ayudarles a que queden mejor de lo que estaban antes en este proceso de modernización de la economía”, enfatizó el Presidente Santos.