Lima. La liberación de los trabajadores secuestrados en el Cusco por una columna narcoterrorista es una “victoria impecable” para el país, realizada sin ningún tipo de negociación y “sin ceder al chantaje de los delincuentes”, afirmó este sábado el presidente peruano, Ollanta Humala.

“Están los 36 sanos y salvos y se ha dispuesto que las operaciones continuarán hasta capturar a esta columna subversiva”, aseveró.

Recordó que la prioridad de las operaciones fue en todo momento preservar la vida e integridad de los secuestrados y señaló que ese fue el encargo que le dio al comando unificado policial militar que se estableció en el Cusco.

Sin entrar en mayores detalles, comentó que se han producido algunos enfrentamientos y persecuciones, y en su momento se dará cuenta de si hubo heridos o decesos como parte de acciones desplegadas por los efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía.

“Lo importante es que hoy hemos ganado, ha sido una operación impecable, en la cual se ha logrado rescatar a costo cero, sin ningún tipo de negociación, porque no lo hemos permitido”, comentó.

Subrayó que las operaciones de rescate han dejado nuevos héroes y recordó el deceso de la capitana de la Policía, Nancy Flores, “que nos ha causado dolor”, pero su muerte, dijo, no ha sido en vano.

El dignatario manifestó que el pueblo peruano debe ahora reforzar su confianza en los militares y policías que, pese a los problemas que atraviesan, son capaces de obtener logros importantes ante situaciones de emergencia como las vividas con este secuestro.

En declaraciones a RPP desde Cartagena, donde participa en la VI Cumbre de las Américas, dijo que regresará al Perú en las próximas horas y viajará de inmediato a la zona de las operaciones militares.