Teherán. El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, sobrevivió este miércoles a un ataque con un artefacto explosivo casero contra el convoy en el que se trasladaba durante una visita a la ciudad de Hamadan, dijo una fuente de su despacho.

La fuente dijo que el convoy de Ahmadinejad fue atacado mientras viajaba desde el aeropuerto de Hamadan para dar un discurso en un estadio deportivo local, y el presidente resultó ileso pero otras personas sufrieron heridas por la explosión.

Una persona fue arrestada por el incidente, según agregó la fuente. Nadie se adjudicó la responsabilidad del ataque hasta el momento.

Ahmadinejad, un populista de línea dura, ha acumulado enemigos en círculos conservadores y reformistas en la República Islámica tanto como en el extranjero.

La cadena de televisión Al Arabiya dijo que un atacante había arrojado una bomba al convoy de Ahmadinejad antes de ser detenido. Citando sus propias fuentes, la cadena agregó que la bomba había alcanzado a un vehículo que transportaba a periodistas y a parte del equipo del presidente.

Ahmadinejad apareció más tarde en la televisión iraní en vivo en un estadio de Hamadan. Aparentemente estaba bien y no hizo mención a ningún asalto.

Durante un discurso en una conferencia de iraníes expatriados el lunes en Teherán, Ahmadinejad dijo que creía que era el objetivo de un complot para asesinarlo orquestado por Israel.

"Los estúpidos sionistas han contratado mercenarios para asesinarme", manifestó.