Tegucigalpa, Honduras. El presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, ordenó este miércoles la suspensión de autoridades policiales y administrativas para efectos de investigación del incendio ocurrido en la cárcel de Comayagua, en el que habrían fallecido al menos 350 reclusos.

En cadena nacional de radio y televisión, el mandatario hondureño se solidarizó con los familiares de las víctimas e informó que giró instrucciones al ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, "para la suspensión de sus cargos de los funcionaros del centro penal de Comayagua y de la administracion de los centros penales a nivel nacional, para garantizar la investigación" del incidente y de la situación de las cárceles de Honduras.

"Pepe" Lobo confirmó que se proporcionará toda la atención médica necesaria para los lesionados, así como transporte para el traslado de Comayagua a un espacio especial cerca de la morgue del Ministerio Público de Tegucigalpa.

Asimismo, se comprometió a trasladar los cadáveres a sus lugares de origen a medida que sean identificados y apoyar a las familias dolientes en la sepultura de sus seres queridos. Dicha tarea será coordinada por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), las Fuerzas Armadas y el Cuerpo de Bomberos.

Lobo Sosa convocó de emergencia al Consejo de Seguridad luego de conocer el trágico hecho que se registró en las últimas horas en el presidio de Comayagua.

A la reunión que se llevó a cabo en Casa Presidencial, asistió la ministra de Derechos Humanos, Ana Pineda; el titular del Interior, Áfrico Madrid; y de Defensa, Marlon Pascua.

A la cita con el mandatario también llegaron autoridades del Congreso Nacional de Honduras y del Ministerio Público.

Datos proporcionados recientemente hablan de que en el centro penal permanecían unos 850 reos.

La prisión es un complejo agrícola ubicado a 500 metros de la carretera que une San Pedro Sula, la capital económica de Honduras, y Tegucigalpa, asiento del gobierno.

En este centro penitenciario los reclusos se dedican, entre otras actividades, al cultivo de hortalizas y la cría de cerdos.