Santiago, Andina. El presidente chileno Sebastián Piñera calificó este sábado de “muy grave” el accidente aéreo ocurrido este viernes, cuando un avión militar cayó con 21 personas a bordo en el Archipiélago de Juan Fernández, en el Océano Pacífico.

"He rezado para que el resultado de ese accidente sea lo más favorable posible, pero este accidente fue muy, muy grave", expresó Piñera a la Televisión Nacional de Chile (TVN), antes de que se descartara totalmente la posibilidad de sobrevivientes.

Dijo que "nunca perdemos las esperanzas, pero quiero decir que, dada las características del accidente, éste fue extraordinariamente grave", señaló Piñera tras visitar a las familias de los funcionarios de ese canal que están desaparecidos.

Un avión Casa C-212 de la Fuerza Aérea de Chile (Fach) cayó al mar con 21 personas a bordo, tras intentar dos aterrizajes en el Archipiélago de Juan Fernández, ubicado en el océano Pacífico, a 700 kilómetros del continente.

Hasta al momento han aparecido en el mar cuatro cadáveres: dos de mujeres y dos de hombres, y las tareas de rescate continúan con varios aviones y barcos en busca del avión siniestrado.

En la aeronave viajaban cinco funcionarios de TVN, dirigidos por el reconocido animador Felipe Camiroaga; seis de la fundación "Desafío Levantemos Chile", lideradas por el empresario Felipe Cubillos, y dos funcionarias del Consejo de la Cultura.

También habían dos miembros del Departamento de Relaciones Públicas de la FACH, a quienes se suman los seis miembros de la tripulación de la aeronave militar, la cual se precipitó al mar por razones que se desconocen.

"Sabemos que el avión se precipitó al mar, es un avión que tiene su tren de aterrizaje fijo y todo amarizaje es siempre muy peligroso, pero en este caso particular es muy peligroso", agregó el mandatario chileno.