Seúl. El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, dijo este martes que era imperdonable el que Corea del Norte disparara proyectiles de artillería contra civiles en una isla surcoreana.

"Los ataques indiscriminados contra civiles son imperdonables, también en un sentido humanitario", dijo en un encuentro con militares, según un reporte dado a la prensa.

Corea del Norte disparó una descarga de proyectiles contra la isla, dejando a dos soldados muertos y a edificaciones en zonas residenciales en llamas.