Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Ecuador, Lenin Moreno, acordaron reforzar la seguridad en la frontera común, luego de que se presentaron hechos que alteraron el orden público en el vecino país como la detonación de un coche bomba.

"Se han hecho avances muy importantes y se seguirán haciendo avances en materia de seguridad, que es uno de los temas más importantes, seguridad y defensa, y vamos a seguir con el intercambio de información, vigilancia y protección conjunta de nuestra frontera", dijo el mandatario colombiano al termino de la reunión con su homólogo.

El encuentro de los mandatarios y los ministros tuvo lugar en la ciudad colombiana de Pereira (centro-oeste), en el que los gobernantes de los dos países analiza la integración en temas como la infraestructura y conectividad, seguridad y defensa, asuntos económicos y comerciales, asuntos fronterizos, asuntos ambientales, asuntos sociales y culturales.

Los jefes de Estado estuvieron acompañados por las ministras de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín de Colombia y María Fernanda Espinosa de Ecuador, y de sus respectivos jefes de cartera.

"Los mecanismos de fomento y confianza entre militares y policías, se van hacer operaciones conjuntas. Y le expresé al presidente Moreno y a todo el gabinete lo que ya le había expresado por teléfono cuando conversamos: nuestra solidaridad por ese hecho sucedido en San Lorenzo (donde fue detonado un coche bomba que dejó 28 heridos)", agregó.

Santos señaló que el responsable del coche bomba es un presunto disidente de las FARC conocido con el alias de "Guacho" por el que el gobierno colombiano ofreció una recompensa de 300 millones de pesos (105.198 dólares) que permita su captura. El jefe de Estado duplicó el valor de la recompensa.

De otra parte, los mandatarios acordaron continuar trabajando para mejorar la infraestructura y conectividad en la zona de frontera para beneficiar a los habitantes de los dos países.

"Eso lo que hace es simplificarle la vida a la personas que usan la frontera, que viven en la frontera. Además hay una plataforma de consulta migratoria que permite un intercambio mucho más ágil de la información, por ejemplo de las personas que tienen antecedentes judiciales", comentó.

"Se hizo el inventario del cumplimento de los compromisos en materia social, de materia cultural, en todo se ha venido avanzando, inclusive hay una cooperación importante en algo que los dos países cada vez nos interesa más que es el deporte", señaló.

El primer encuentro del gabinete binacional se realizó el 11 de diciembre de 2012 en la localidad de ecuatoriana de Tulcán.