Pese a las medidas del Gobierno, en sólo tres días Chile pasó de la Fase 2 a la 4 en la pandemia del coronavirus y lidera a Sudamérica en contagios en relación a número de habitantes. ¿Los pronósticos? Se proyectan más de 40 mil contagios al 1 de abril, es decir, dentro de dos semanas más.

El aumento en la categorización de la emergencia fue anunciado este lunes por el Presidente Sebastián Piñera en conferencia desde La Moneda. Secundado por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, el Mandatario detalló las nuevas disposiciones, entre ellas el cierre de las fronteras, a propósito del aumento de casos confirmados (156, según cifras del Minsal).

“Hemos decidido cerrar todas las fronteras terrestres, marítimas y áreas de nuestro país para el tránsito de personas extranjeras. Esto no afectará la entrada y salida de carga ni de los transportistas, para continuar garantizando un abastecimiento normal de nuestro país. Esta medida regirá a partir del miércoles 18 de marzo. Los nacionales chilenos y los residentes permanentes en Chile, que provengan de lugares de alto riesgo, podrán ingresar a nuestro país sometiéndose a la Aduana Sanitaria y a una cuarentena obligatoria de 14 días”, aseguró Piñera en la oportunidad.

“Es absolutamente indispensable, no solo la colaboración de los distintos órganos del Estado, sino muy especialmente la colaboración y responsabilidad de todos los ciudadanos, la que debe manifestarse en el cumplimiento de las normas de cuidado personal, de las normas que dicta la autoridad sanitaria y de evitar todo viaje o desplazamiento que no sea estrictamente necesario, preferenciando la permanencia en el hogar”, añadió el jefe de Estado.

De esas 40 mil personas, 30 mil “van a pasar esto como si fuese un resfrío, una gripe suave, en su casa, en su lugar de aislamiento”, mientras que “el 16% debería requerir hospital y el 8% tratamiento intensivo”, desdramatizó Mañalich.

Pese a que la medida del cierre de las fronteras fue bien recibida, hay otras disposiciones que aún no han sido anunciadas por el Gobierno, entre ellas la clausura de centros comerciales, cines y restaurantes.

“Está en estudio esa posibilidad, en los malls se produce una gran aglomeración de personas, si se suspenden las clases la idea es de contención, que se queden en casa y no que vayan al cine o a comprar”, dijo al respecto el expresidente del Colegio Médico, Enrique Paris, tras una cita esta mañana en el palacio de Gobierno, según recoge Diario Financiero.

Sin embargo, aún no hay una respuesta formal del Gobierno y sólo existen esfuerzos puntuales. Tal es el caso de Cencosud, firma dueña de Jumbo, Easy, Johnson, Paris y Santa Isabel que a través de un comunicado difundido a sus colaboradores indicó que cerrarán todas sus tiendas a las 20:00 horas, con el objetivo de “cuidar la salud de trabajadores y clientes”.

Lo propio ocurrió con el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, quien anunció que exigirá el cierre de cines, patios de comida, lugares de entretención, gimnasios, hoteles y moteles de la comuna ante el avance del coronavirus en el país.

El jefe comunal indicó a CNN Chile que se trata de un cierre de 14 días renovable y que los locales que no acaten serán clausurados.

La idea, dijo, es “evitar que la gente salga de sus casas”.

Proyección preocupa. Más allá del aumento exponencial en los contagiados registrados durante los últimos días y la declaratoria de la Fase 4, la preocupación se centra en las proyecciones.

Este lunes, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, fue consultado por 24 Horas respecto de un cuadro -viralizado en redes sociales- que prevé más de 43 mil casos de pacientes con coronavirus para el 1 de abril. “Esa proyección es posible”, es un “escenario que está en la media”, respondió el secretario de Estado.

Incluso, señaló que el número podría ser superior, declarando que “nosotros, el Ministerio de Salud, nos estamos preparando para una cifra mayor que esta y estamos trabajando en un escenario en que tengamos que responder a una cifra mayor”.

De esas 40 mil personas, 30 mil “van a pasar esto como si fuese un resfrío, una gripe suave, en su casa, en su lugar de aislamiento”, mientras que “el 16% debería requerir hospital y el 8% tratamiento intensivo”, desdramatizó.

En tanto, al ser consultado por eventuales cuarentenas, indicó que “es una posibilidad” decretar dicha medida en la capital.