Nueva Orleans. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, inició este domingo una visita a Estados Unidos para reunirse con el vicepresidente Joe Biden y con la secretaria de Estado Hillary Clinton, con quienes discutirá cómo revitalizar las negociaciones de paz en Oriente Medio.

"Es nuestro ferviente deseo que el impasse actual pueda superarse y esperamos un retorno expedito a las negociaciones directas con los palestinos", dijo el portavoz de Netanyahu, Mark Regev, a bordo del avión en el que viajó el primer ministro desde Tel Aviv a Nueva Orleans.

Netanyahu se reunirá con Biden más tarde este domingo antes de que el vicepresidente pronuncie un discurso en una conferencia judío-estadounidense.

Netanyahu se dirigirá al foro el lunes, antes de una visita de cuatro días a Nueva York.

Durante el viaje no verá al presidente Barack Obama, que está de gira en Asia. Pero la visita a Estados Unidos le dará a Netanyahu la oportunidad de medir el impacto de la aplastante derrota de la última semana infringida por los republicanos a los demócratas en las elecciones del Congreso.

Netanyahu tiene programado mantener charlas en Nueva York con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moom, el lunes y con Clinton el martes, antes de regresar a Israel.

Las negociaciones organizadas por Estados Unidos, que se iniciaron en Washington el 2 de septiembre, están en suspenso por la construcción de Israel en terrenos ocupados que los palestinos querían para formar su estado. Clinton dijo el jueves que estaba trabajando sin descanso para romper el estancamiento.

Netanyahu ha rechazado los llamados internacionales y de Estados Unidos para que reimponga el congelamiento en la construcción de los asentamientos judíos en Cisjordania. Una moratoria de 10 meses sobre la construcción de casas en los enclaves expiró hace cerca de tres semanas.

Comentaristas políticos israelíes han dicho que el fortalecimiento de los republicanos en Estados Unidos, tradicionales aliados de Israel, podría restringir la capacidad de Obama de presionar a Netanyahu para que ceda en el tema de los asentamientos.

Un importante funcionario palestino dijo el jueves que se le daría a Estados Unidos varias semanas más para que intente relanzar las negociaciones directas con Israel.

Pero el funcionario, el negociador de paz Saeb Erekat, dijo que los palestinos no desisten de su demanda principal de que se detenga la actividad en los asentamientos.

Diplomáticos han dicho que Washington le ofreció a Israel un paquete de incentivos, incluyendo ideas en seguridad, para persuadir a Netanyahu de que retome el congelamiento parcial por dos meses.

Funcionarios israelíes, comentando la actual visita de Netanyahu, dijeron que dado que los lazos diplomáticos con Estados Unidos están en un momento sensible por el tema de los asentamientos, probablemente el primer ministro no anuncie ninguna medida drástica durante su viaje.

Autoridades palestinas han acusado a Netanyahu de destruir las posibilidades de paz mediante su política de asentamientos. Netanyahu dice que el tema de los asentamientos, que Israel construye en territorio capturado en la Guerra de los Seis días en 1967, debería resolverse en negociaciones y no servir como condición para éstas.