Tokio. El primer ministro japonés Naoto Kan dijo este viernes que Tokyo Electric Power Co debería permanecer en manos privadas, a pesar de que la operadora de la planta de energía nuclear azotada por un terremoto necesitaría asistencia financiera del gobierno para abordar las consecuencias del desastre.

"Sin duda podemos asumir que Tepco estará obligada a compensar luego de esto", dijo Kan en una conferencia de prensa.

"Tepco ha estado operando como empresa privada (...) Tendremos que apoyarlos, pero lo que querría personalmente es que Tepco trabaje duro como empresa privada", dijo.

Tokyo Electric podría enfrentar demandas de compensación por encima de US$130.000 millones si persiste la peor crisis nuclear de Japón, según estimaciones de Bank of America-Merrill Lynch, lo que alimenta las expectativas de que el gobierno de Japón tomará medidas para apoyar a la principal empresa japonesa de servicios públicos.

Los inversionistas están cada vez más preocupados sobre el futuro de Tokyo Electric luego de que su presidente, Masataka Shimizu, fue internado en un hospital y la empresa dijo el miércoles que unos 2 billones de yenes (US$24.000 millones) en préstamos de emergencia de los principales bancos de Japón no cubrirían sus costos crecientes.