Berlín. Decenas de miles de personas marcharon este sábado por ciudades de toda Alemania para protestar contra las políticas del gobierno y la desigualdad social, un día antes de una reunión clave de la Democracia Cristiana (CDU), partido de la canciller Angela Merkel.

La central sindical alemana DGB, que organizó las manifestaciones, aseguró que cerca de 100.000 personas habían marchado en Stuttgart, Dortmund, Nuremberg y Erfurt, expresando su descontento con la coalición de Merkel por pretender descargar en la población los costos de la crisis financiera.

"No queremos una república en que poderosos grupos de interés decidan las pautas de las políticas con su dinero, su poder y su influencia", dijo a los manifestantes en Stuttgart Berthold Huber, jefe de IG Metall, el mayor sindicato de Alemania.

Exigió salarios más altos y la introducción de un salario mínimo obligatorio para dar a los trabajadores una parte del ascenso económico de Alemania, que está superando el de sus socios europeos.

La CDU de Merkel realiza su congreso anual del 14 al 16 de noviembre.

La coalición de centroderecha de Merkel ha sido criticada por los pocos avances en cumplir sus promesas de campaña, lo que llevó a una caída de su popularidad.

Delegados de la CDU votarán para reelegir a Merkel como jefa del partido el lunes y aunque el resultado no está en duda, una caída del apoyo a su liderazgo subrayaría el nivel de insatisfacción con ella o el partido.

Merkel ha sido criticada por algunos miembros de la CDU por no ser lo suficiente conservadora. Su bloque de centroderecha ahora está detrás de la agrupación de centroizquierda de Social Demócratas (SPD) y Verdes en las encuestas de opinión.

Alemania sufrió su peor recesión post guerra en 2009, pero se ha recuperado fuertemente este año debido a robustas exportaciones.