Santiago. Dos mujeres murieron en la madrugada de este miércoles y una niña se encuentra grave tras ser atropelladas en medio de protestas en el inicio de un paro indefinido en la ciudad más austral de Chile, luego que el gobierno decretó una fuerte alza del gas en esa zona del país.

Las mujeres, que participaban en las protestas en la ciudad de Punta Arenas, ubicada a 3.090 kilómetros al sur de Santiago, fueron atropelladas por el conductor de una camioneta que sorteó una barricada, pero aparentemente no advirtió que al otro lado estaba un grupo de vecinos golpeando cacerolas.

Las protestas se enmarcan en el comienzo de una paralización en la región de Magallanes, que ha sido marcada por barricadas y bloqueos de caminos en zonas claves de la ciudad, junto a saqueos en locales comerciales, en eventos similares a los ocurridos en Bolivia tras el fuerte alza en los precios de las gasolinas.

La representante del gobierno en la zona de Magallanes, Liliana Kusanovic, dijo este miércoles que "la región se encuentra de luto" y no se merece este tipo de acontecimientos, en medio de un llamado a la calma.

El gobierno de centroderecha de Sebastián Piñera ordenó que a partir del 1 de febrero entre en vigencia el recorte de un subsidio de la petrolera estatal ENAP al consumo de gas natural en Magallanes, un combustible vital en una aislada zona y caracterizada por las bajas temperaturas casi todo el año.

El alcalde de Punta Arenas, Vladimiro Mimica, quien ha liderado las protestas e intentos de negociación con el gobierno, explicó que la paralización en Magallanes se extenderá hasta que el poder ejecutivo no se abra a la idea de desistir de la medida adoptada.

Mimica dijo que hasta la mañana del miércoles había cerca de 30 detenidos por las protestas, que han obstaculizado caminos de acceso a Punta Arenas, Puerto Natales y el conocido parque Torres del Paine.

La aerolínea chilena LAN, que realiza servicios regulares hacia esa zona del país, dijo que se encontraba monitoreando la situación en caso de una suspensión de sus vuelos.

La zona de Magallanes es una de las pocas regiones chilenas ricas en hidrocarburos, aunque su producción industrial es baja en un país que importa más de 90% de los combustibles que consume anualmente.