Este lunes el gobierno de Estados Unidos confirmó que uno de los cuerpos abatidos en una operación militar realizada en las cercanías de Islamabad, era el de Osama Bin laden, según publicó CNN

Osama bin Laden desafió el poder "infiel" de Estados Unidos y planeó el ataque de militantes más mortífero de la historia, creando una red global de aliados para llevar adelante una "guerra santa" diseñada para sobrevivir la muerte de su líder.

El hombre que estuvo detrás de los secuestros de aviones el 11 de septiembre del 2011, y que Estados Unidos dijo haber matado el domingo, fue la némesis del ex presidente de la primera potencia mundial George W. Bush, quien había prometido encontrarlo "vivo o muerto".

Los dos mandatos de Bush estuvieron marcados por la llamada "guerra al terrorismo" contra la red Al Qaeda, mientras que la presidencia de Barack Obama, quien lo sucedió en el poder, fue blanco de un abierto rechazo a una oferta de un nuevo comienzo con el mundo musulmán realizada por Washington.

Se daba por descontado que bin Laden vivía escondido en Pakistán, ya sea en una cueva en la montaña o en una populosa ciudad, y que su control operativo de la organización había quedado limitado por el asedio de las fuerzas estadounidenses.