Tomsk, Rusia. El primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, dijo este lunes que no hay amenaza de un desastre nuclear global ante la crisis en las instalaciones japonesas.

Putin, que se encuentra en la ciudad siberiana de Tomsk, también indicó que Rusia no cambiará sus ambiciosos planes de construir docenas de plantas nucleares en las próximas décadas.

"No, no planeamos cambiar nuestros planes", dijo, aunque agregó que "por supuesto que sacaremos nuestras conclusiones de lo que está pasando en Japón".

El primer ministro dijo que expertos rusos creían que había pocas posibilidades de que el reactor pudiera explotar, potencialmente lanzando polvo radiactivo tóxico a la atmósfera.

"Nuestros expertos piensan que una explosión nuclear que pudiera llevar a la destrucción del reactor no debería ocurrir", dijo Putin a periodistas en la ciudad siberiana de Tomsk.

Putin dijo que había hablado con el presidente ruso, Dmitry Medvedev, y el primer ministro japonés, Naoto Kan, sobre la situación.

"Repito: nuestra información, basada en los datos que tenemos, es que no vemos una amenaza global", dijo el primer ministro. "De todos modos, seguimos monitoreando la situación completamente", agregó.