Madrid. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, arremetió este lunes contra el nuevo presidente de Cataluña y le pidió que trabaje para formar cuanto antes un gobierno viable al señalar la inestabilidad política como uno de los principales riesgos para la economía nacional.

"Lo que está ocurriendo en Cataluña no nos ayuda desde un punto de vista económico", dijo Rajoy en un acto con empresarios en Vigo antes de insistir en que "Cataluña necesita un gobierno viable que cumpla la Ley".

El mandatario, que se mostró confiado en que la región intervenida recuperará pronto la normalidad institucional, económica y social, animó a los políticos catalanes a "dialogar en serio, con voluntad real".

El Gobierno central, apoyado por los partidos de la oposición PSOE y Ciudadanos, ha decidido no levantar la intervención de las instituciones catalanas prevista para cuando se formase un gobierno después de que el presidente electo configurase un gobierno que incluía presos y huidos de la justicia.

En concreto, el gobierno nacional ha decidido no autorizar la publicación del decreto con el nombramiento de los miembros del gobierno catalán, lo que provocó nuevas protestas de los independentistas, acusando en las redes sociales a Rajoy de prevaricación.

En su intervención, Rajoy se mostró convencido de la aprobación de unas cuentas públicas que se encuentran prorrogadas y que, de ser rechazadas por la Cámara, podrían obligarle a adelantar las elecciones antes de cumplir los ocho años de gobierno.

"Espero y confío en que otras fuerzas políticas permitan su aprobación", dijo Rajoy para reiterar que las cuentas impulsarán el crecimiento de la economía nacional.