Buenos Aires. Argentina abrió los dos principales aeropuertos del país, cerrados intermitentemente desde el lunes por una nube de ceniza volcánica, y los vuelos serán normalizados plenamente si se mantienen las condiciones climáticas, dijo el regulador aéreo.

Desde el sábado, cuando entró en erupción un complejo volcánico en el sur de Chile que desprendió una alta pluma de rocas y cenizas sobre ciudades cordilleranas, se registran demoras y cancelaciones de vuelos desde y hacia Argentina.

"Los aeropuertos internacionales de Ezeiza y metropolitano Jorge Newbery se encuentran abiertos y en condiciones de reiniciar operaciones paulatinamente, tras realizarse tareas de mantenimiento y barrido de cenizas", dijo en un comunicado la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

La ANAC señaló que la nube de cenizas volcánicas emitida por el volcán chileno Puyehue-Cordón Caulle "ha disminuido su tenor y reducido su impacto por efecto de la rotación de los vientos hacia el sector suroeste y como consecuencia de las precipitaciones en el área de influencia del volcán".

Algunas empresas comenzaron a restablecer sus vuelos lentamente, y la actividad quedaría prácticamente normalizada durante el fin de semana.

La chilena LAN informó a través de un comunicado que los vuelos desde y hacia Buenos Aires serán reanudados a partir del viernes por la tarde, mientras que el sábado toda la operación volverá a la normalidad.

La brasileña GOL también anunció que restableció sus operaciones en los dos aeropuertos.

Pero la ANAC informó que los aeropuertos de Neuquén, Bariloche y Chapelco, en la región patagónica y cercanos al área donde se encuentra el volcán, continúan cerrados y que las operaciones en la zona continuarán con restricciones.

En Uruguay, las compañías volverían a operar normalmente en breve. "En este momento los vuelos siguen cancelados, pero hay compañías que basadas en informes meteorológicos favorables han mostrado su intención de volar hacia acá en las próximas horas", dijo Paulo Martinez, jefe de base de operaciones del Aeropuerto de Carrasco, de la capital uruguaya.