Ajdabiyah. Rebeldes respaldados por fuerzas aéreas occidentales recapturaron este sábado la ciudad estratégica de Ajdabiyah en el este de Libia, obligando a las fuerzas de Muammar Gaddafi a replegarse.

Combatientes rebeldes bailaron sobre tanques, ondearon banderas y dispararon al aire desde edificios llenos de marcas de balas, luego de una batalla de madrugada que sugirió que el viento está jugando en contra para las fuerzas de Gaddafi en el este.

En tanto, un portavoz rebelde dijo que las fuerzas de la coalición occidental habían empezado a atacar las posiciones del gobierno en las afueras de Misrata, en el oeste de Libia, y que los asaltos de las fuerzas pro Gaddafi en el sector se habían reducido debido a la ofensiva aliada.

Un corresponsal de Reuters vio a media decena de tanques destruidos cerca de la entrada oriental de Ajdabiyah y el suelo lleno de cascos vacíos de morteros.

También había señales de intensos enfrentamientos en la entrada occidental de Ajdabiyah.

Los cuerpos en descomposición de más de una decena de soldados de Gaddafi yacían tirados en el suelo. Un camión con municiones abandonado sugería que las fuerzas del líder libio habían sido impactadas hasta ser obligadas a replegarse.

"Todo Ajdabiyah ha sido liberado y todo el camino hasta Brega está libre", declaró Faraj Joeli, un estudiante de informática de 20 años devenido en rebelde.

Captura eleva moral de rebeldes. Capturar Ajdabiyah, una puerta de entrada desde el oeste de Libia hacia el bastión oriental de Bengasi y a la localidad petrolera de Tobruk, es una importante victoria para los rebeldes después de dos semanas resistiendo en batalla.

Los gobiernos occidentales esperan que las incursiones, iniciadas hace una semana con el objetivo de proteger a los civiles cambien el equilibrio de poder a favor de las manifestaciones más violentas del mundo árabe.

Los ataques aéreos de este viernes por la tarde sobre Ajdabiyah parecieron ser decisivos, dijo un corresponsal de Reuters.

Las fuerzas de Gaddafi, que están mejor armadas, detuvieron previamente un avance rebelde cerca del mayor terminal exportador de crudo, Ras Lanuf, y los replegó a su bastión de Bengasi hasta que las potencias de Occidente atacaron las posiciones del gobierno por aire y mar.

Testigos y combatientes rebeldes dijeron que las fuerzas de Gaddafi ahora se habían retirado 40 kilómetros al oeste hacia la ciudad petrolera de Brega.

Las fuerzas leales a Gaddafi atacaron constantemente la ciudad occidental de Misrata, en manos de rebeldes, y tomaron el control de sus entradas este y oeste, dijo un residente a Reuters.

Pero este sábado las fuerzas occidentales impactaron varias posiciones en las afueras de Misrata, desde donde las fuerzas de Gaddafi habían estado atacando a la ciudad.

"Los aviones aliados están en el cielo sobre Misrata y han bombardeado blancos de las fuerzas (del líder libio) en las afueras", sostuvo a Reuters el portavoz, llamado Abdelbasset.

Previamente, funcionarios y rebeldes dijeron que organizaciones de ayuda entregaron algunos suministros a la ciudad occidental de Misrata, pero estaban preocupados porque había francotiradores del gobierno en el centro de la ciudad.

Un residente de Reuters dijo este sábado que la cifra de muertos de una semana en la zona llegaba ahora a 115 personas.

Un portavoz rebelde en Bengasi, Shamsiddin Abdulmolah, afirmó que dos civiles perecieron en Misrata por los bombardeos de este sábado por la mañana y que seis resultaron heridos. Indicó que los rebeldes no habían recibido armas de extranjeros y que aún las están pidiendo.

Operación de la OTAN. En Trípoli se escucharon explosiones en la mañana de este sábado, indicando posibles nuevos ataques de aviones de guerra o misiles.

La televisión estatal libia estaba transmitiendo reportes ocasionales de los ataques aéreos de Occidente.

Pero en su mayoría mostraba material - con imágenes viejas y granulosas - de multitudes ondeando banderas verdes y portando fotografías de Gaddafi.

Ni Gaddafi ni sus hijos han sido vistos en televisión estatal desde que el líder libio ofreció un discurso este miércoles desde su complejo en Trípoli.

La televisión estatal libia sostuvo que el "hermano líder" había ascendido a todos los miembros de sus fuerzas armadas y policía "por su heroica y valiente lucha contra el asalto cruzado, colonialista", sin entregar más detalles.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este sábado que la misión aliada en Libia salvó "incontables" vidas.

En la sede central de la Unión Africana en Adís Abeba, el jefe de la comisión de la UA Jean Ping dijo que la organización está planificando facilitar negociaciones de paz en un proceso que debería terminar con elecciones democráticas.

Es el primer comunicado de la UA - que había rechazado cualquier forma de intervención extranjera en la crisis de Libia - desde que el Consejo de Seguridad de la ONU impuso una zona de exclusión aérea la semana pasada y comenzaron los ataques aéreos contra blancos del Ejército libio.

Pero en Bruselas, un funcionario de la OTAN dijo que la planificación de las operaciones de la alianza occidental asumió una misión que se extendería por 90 días, aunque esta podría extenderse o acortarse según sea necesario.

Francia dijo que la misión podría prolongarse durante semanas.