París. Un segundo cadáver fue rescatado el viernes de los escombros sumergidos de un avión de Air France que hace dos años cayó al Atlántico en un vuelo de Río de Janeiro a París, dijo el Ministerio del Interior francés.

El cuerpo se hallaba a una profundidad de 3.900 metros, atrapado en un asiento del avión accidentado, al igual que el primer cadáver recuperado el jueves.

"Estas operaciones fueron llevadas a cabo con el mayor cuidado y dignidad, en condiciones difíciles", afirmó el ministerio en un comunicado.

A partir del 20 de mayo, un equipo de refuerzo de Francia se unirá a los expertos rescatistas, que trabajan desde una embarcación situada frente al noreste de Brasil, con el fin de llevar a la superficie a los cuerpos restantes y los efectos personales de las víctimas.

Investigadores franceses recuperaron recientemente las dos cajas negras y grabadoras de información de los escombros del Airbus 330-203, lo que brinda la esperanza de hallar la causa del accidente.

Los restos de la nave fueron localizados en abril después de casi dos años de búsqueda en el lecho marino. El avión se precipitó al mar tras pasar por una serie de tormentas luego de despegar desde Río de Janeiro en junio del 2009.

Los 228 pasajeros y tripulación a bordo desaparecieron, y la Marina brasileña encontró decenas de cuerpos en el mar en los días posteriores al accidente.