Londres. El gobierno británico advirtió al sector aeronáutico de un posible ataque de Al Qaeda en una carta que subraya el aumento del peligro terrorista, reportó el viernes la cadena BBC.

La BBC señaló que había obtenido una carta del Departamento de Transporte dirigida al sector del transporte aéreo explicando la razón del incremento de la amenaza.

"Hay señales de que Al Qaeda podría estar considerando un ataque contra un aeropuerto británico o dirigirse al sector de aviación", reportó la cadena, citando la carta.

"La importancia económica, política y psicológica del sector de aviación del Reino Unido junto con grandes multitudes presentes en algunos de sus mejores activos podrían permitir un ataque exitoso que cumpla con los objetivos de Al Qaeda", apuntó el documento.

Una fuente de seguridad dijo a Reuters que la recomendación al sector del transporte había actualizado el nivel de amenaza a "grave", lo que quiere decir que es muy probable que ocurra un ataque, aunque no hay datos de inteligencia sobre un inminente atentado.

El nivel de amenaza nacional en Gran Bretaña se ha mantenido en grave durante el último año y las autoridades minimizaron el significado del cambio para los aeropuertos y terminales de trenes, indicando que era una medida de precaución.

La BBC dijo que la carta, sin embargo, enfatizó que no se habían introducido cambios a las medidas de seguridad y que la metodología de ataque no era clara.

No hay amenaza para EE.UU. Un funcionario de inteligencia estadounidense informó que las autoridades de su país estaban al tanto de la medida de Gran Bretaña para el transporte, pero aclaró que allí no había indicios de algún cambio en el nivel de alerta.

La fuente, hablando en condición de anonimato, dijo a Reuters que las autoridades británicas habían tomado la decisión en base a recientes reportes de inteligencia que sugirieron una mayor amenaza para el transporte pero fueron vagos con respecto al momento elegido y las tácticas del posible ataque.

Un destacado funcionario iraquí afirmó el mes pasado que creía que Al Qaeda estaba planeando ataques en Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa alrededor de la Navidad, un año después de un intento fallido de detonar una bomba en un avión con destino al país norteamericano.

"El Gobierno no ha ocultado el hecho de que existe un actual peligro de un ataque estilo Mumbai por parte de Al Qaeda, que ha incluido a toda Europa", dijo una fuente del gobierno británico.

La policía y los servicios de seguridad de Gran Bretaña investigaron decenas de supuestos planes y arrestaron a cientos de sospechosos desde los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos.
Cincuenta y dos personas murieron en Londres en el 2005, cuando cuatro islamistas británicos se inmolaron en trenes subterráneos y un autobús.

El Departamento de Transporte británico no quiso hacer comentarios sobre el reporte, debido a que los niveles de amenaza para sectores específicos de la infraestructura nacional normalmente no se hacen públicos.

El ministerio del Interior indicó que si hubiera datos de inteligencia que sugirieran una amenaza inminente o un plan en marcha, el nivel de alerta se elevaría a "crítico", el más alto.

"Hemos estado en severo desde enero pasado y nos hemos mantenido en severo. Vamos a vigilar todos los sitios claves y otros lugares en Londres con ese nivel de amenaza", dijo a Reuters una fuente policial.