Reos de la cárcel el Infiernito, Escuintla, y pandilleros que residen en Jalapa son investigados por el ministerio Público de Guatemala y la Fiscalía de El Salvador, tras denuncias de extorsiones en contra de empresarios y pobladores de ese país.

Según fiscales de ambas naciones, propietarios de cadenas hoteleras cinco estrellas recibieron llamadas en las que les exigían hasta US$500 mil.

Investigaciones determinaron que las comunicaciones provenían de Guatemala, luego de que los denunciantes proporcionaran números telefónicos desde donde los extorsionaban con el número de área 502.

“Las víctimas negociaban cuotas y transferían pagos de US$2 mil a US$5 mil por medio de Western Union”, explicaron.

Los detectan. Autoridades determinaron que la mayoría de llamadas provenían específicamente de la cárcel de máxima seguridad el Infiernito.

“En diferentes requisas localizamos guías telefónicas de otros países, y otras llamadas coincidían con teléfonos instalados en Jalapa”.

Esos datos permitieron a los pesquisidores capturar a unas ocho personas, quienes fueron enviadas a El Salvador, donde son procesadas por extorsión.

Ambas fiscalías investigan unas 15 denuncias.

Las amenazas. Según se tuvo conocimiento, entre los hoteles extorsionados se encuentran el Sheraton y Hilton.

“Los contactaban telefónicamente y fingían ser guías de un grupo de turistas de más de 30 personas. Requerían hablar con encargados o gerentes de los hoteles, y cuando se los comunicaban, los amenazaban y exigían el dinero”.

La intimidación consistía en indicar que tenían hospedados en los hoteles a un grupo de sus cómplices. Si se negaban a pagar, que esperaran consecuencias, explicaron fiscales.

Buscan a banda. Las pesquisas son dirigidas en contra de integrantes de la banda denominada el Chapín, que también extorsiona en otros países, como Honduras.

Las investigaciones datan de hace tres años, y en Guatemala no hay denuncias contra ninguno de los integrantes de esa estructura, pero se sabe que está formado por reclusos y pandilleros en libertad.