Bogotá. La actividad sísmica del Volcán Galeras, en el sur de Colombia, aumentó con dos sismos que obligaron este lunes al Instituto de Geología a cambiar el nivel de alerta de verde a amarillo.

El más reciente sismo al interior del volcán, de magnitud 4,6 y de una profundidad inferior a dos kilómetros, se registró después de uno de características similares que se reportó el domingo.

A comienzos de este año el Galeras hizo erupción, lo que obligó a las autoridades a declarar la alerta roja y a ordenar la inmediata evacuación de los habitantes de la zona de riesgo.

Aunque el volcán mantuvo una alta actividad en 2009 con al menos diez erupciones, en los últimos meses se redujo considerablemente.

Alrededor de 8.000 personas viven en la zona de riesgo del volcán, pero siempre se han negado a salir hacia albergues provisionales.

El Galeras, que ha registrado en los últimos años varias erupciones de cenizas, gases y rocas consideradas de mediana y pequeña proporción, es uno de los volcanes más vigilados del país por la amenaza que representa.

El volcán, de 4.275 metros, está ubicado en los Andes colombianos, a unos 500 kilómetros al suroeste de Bogotá, en la frontera con Ecuador.

El Gobierno de Colombia inició en 2005 un proceso de evacuación de los habitantes de la zona de riesgo por temor a una erupción de grandes proporciones y construyó albergues que permanecen desocupados debido a que la mayoría se niega a abandonar sus viviendas.

A comienzos de 1993, el volcán hizo erupción y provocó la muerte de 10 personas, en instantes en que un grupo de científicos inspeccionaba su cráter.