Managua. La capital nicaragüense sigue este jueves en alerta ante el décimo sismo de leve magnitud registrado esta madrugada, mientras expertos predicen el seguimiento del enjambre sísmico iniciado el pasado martes.

Las clases se reanudarán hasta el lunes para proteger la vida de los estudiantes, indicaron las autoridades.

Con los nueve sismos de leves intensidades en la escala de Richter, la portavoz del gobierno de Nicaragua, Rosario Murillo, anunció el martes la suspensión de las clases en preescolar, primaria, secundaria, y el Consejo Nacional de Universidades (CNU), detuvo la actividad en las universidades.

La ministra nicaragüense de Educación, Mirna Raudez, anunció el miércoles en la tarde que las clases en las modalidades de preescolar, primaria y secundaria, se reanudarán el próximo lunes, como medida de precaución, en el marco de la alerta preventiva y protectora en la capital.

Asimismo, las autoridades del CNU mantienen la suspensión de las actividades administrativas y académicas en los recintos universitarios, entre hoy y mañana, viernes, ante los sismos del martes, y la posible continuidad del enjambre sísmico en Managua.

Los expertos del estatal Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), advirtieron el miércoles, la posible reactivación del enjambre sísmico ocurrido con los nueve temblores del 28 de julio pasado, después de haber una calma leve la noche del martes, y la madrugada del miércoles.

El asesor científico del INETER, Wilfried Strauch, dijo que los nueve sismos ocurrieron cercano a las fallas Tiscapa, Zogaib y Escuela, y el enjambre sísmico puede retornar por la relativa calma en la actividad de los movimientos sísmicos en Managua.

Murillo, en un mensaje diario a través de la prensa del Poder Ciudadano, anunció sobre la realización del tercer simulacro nacional el próximo 18 de agosto, para la prevención ante los desastres naturales en el país centroamericano.