Santo Domingo. Un policía ruandés asignado a la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (Minustah) falleció en el extremo occidental del país, en el mismo lugar donde la semana pasada fue reportada la muerte de un agente de la misma nacionalidad, informó este lunes el organismo.

La misión de la ONU señaló que el cuerpo sin vida del sargento ruandés Aloys Nsengiyumva fue descubierto este domingo detrás de un campamento militar de la Minustah en la ciudad de Jérémie, 280 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe.

Según la Minustah, Nsengiyumva habría muerto el pasado miércoles tras ser mortalmente herido por un disparo de su compañero, el sargento Hassan Bisangwa, quien huyó de la base y es perseguido "activamente" por las autoridades.

"La investigación fue iniciada por un grupo de oficiales de la Policía Nacional de Haití y de la Minustah oficiales para determinar las circunstancias exactas del trágico incidente", señaló el comunicado citado por la prensa local.

El miércoles de la semana pasada, otro policía ruandés de la Minustah murió en la misma ciudad que Nsengiyumva.