Santo Domingo. Las autoridades de República Dominicana reforzaron el sábado las medidas de precaución y vigilancia epidemiológica en la frontera debido a un brote de cólera que ha causado la muerte a unas 200 personas en la vecina Haití.

El ministro de Salud Pública, Bautista Rojas Gómez, afirmó que la situación está "bajo control" y dijo que están alistando los centros de salud ubicados a lo largo de la frontera con personal médico especializado, insumos, medicamentos y una campaña de educación a la población.

La Organización Panamericana de la Salud alertó a las autoridades dominicanas para que adopten medidas de prevención frente a la posibilidad de que el brote de cólera detectado en Haití se propague al territorio vecino.

Aunque Rojas recordó que el cólera no se transmite de persona a persona, dijo que las medidas de control deberán ser estrictas puesto que se contagia por la contaminación del agua y alimentos.

En República Dominicana residen casi un millón de haitianos, en su mayoría indocumentados, y ambos países mantienen un tráfico permanente a través de la frontera común.