Copiapó. El rescate de los mineros podría adelantarse cuatro horas de acuerdo a lo previsto oficialmente y comenzar a las 20:00 horas local de este martes.

Así lo indican numerosas fuentes y esa posibilidad se refuerza por el hecho de que el presidente chileno, Sebastián Piñera, llegará a Copiapó –la ciudad más cercana a la mina- a las 18:00 horas, informó La Segunda.

Quien emergería primero de la mina sería el jefe del grupo, Florencio Avalos. También el operario boliviano, Carlos Mamani, estaría en el primer grupo, y será recibido por el presidente boliviano, Evo Morales.

El riesgo de las “crisis de pánico”. Uno de los riesgos que se enfrentan durante el rescate, es que los obreros presenten episodios de “crisis de pánico”, pues cada uno de los mineros deberán ingresar a un cápsula angosta por la que serán transportados unos 15 a 20 minutos por el ducto que hizo la máquina perforadora hasta lograr llegar a la superficie.

Por ello, tres sicólogos han hablado con los trabajadores, informó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Dos enfermeros comandos de la Armada y dos expertos mineros de Codelco, serás los rescatistas encargados de bajar a la mina y determinar quiénes serán los cuatro primeros operarios en salir, pensando en los que tengan más habilidades para enfrentar el estrés, señaló La Nación.

Finalmente se sacarán a los con más problemas de salud y finalmente los que tengan más resistencia.

Las celebraciones. En la superficie, los mineros se encontrarán con una ciudad de Copiapó celebrando una verdadera fiesta nacional, para lo cual ya está engalanada con símbolos patrios, mientras se venden banderas chilenas en sus calles.

En la costa de Copiapó, en el puerto de Caldera, habrá un izamiento de bandera y más al norte, en Vallenar, se efectuará un show. Así, las ciudades y pueblos chilenos suman festividades.

Pero obviamente, las familias y amigos de los mineros tienen preparadas sus propias fiestas y sus casas están engalanadas para el magno evento de recibir a sus moradores que han permanecido más de dos meses bajo tierra.

La Tercera informa que la mayoría de los familiares han optado por celebraciones íntimas, con parrilladas y una gran mesa.

Los que provienen del sur de Chile tendrán serán recibidos como héroes, con homenajes y misas.