Las autoridades locales dijeron hoy por la tarde que el responsable de matar a dos periodistas en Virginia durante una entrevista en vivo por televisión realizada por la mañana se quitó la vida.

El responsable fue identificado por las autoridades como Vester Flanagan, de 41 años de edad. Sus reclamos sobre discriminación racial contra dos estaciones de televisión de Estados Unidos se dieron a conocer hoy, incluyendo a la WDBJ-TV con sede en Virginia a la que pertenecían los periodistas muertos.

De acuerdo con documentos legales, Flanagan afirmó en una demanda federal contra WTWC-TV de Florida en el 2000 que en 1999 un productor lo llamó "mono". Flanagan también afirmó que un supervisor de raza blanca no identificado de la estación describió a los afroestadounidenses como "perezosos".

Más tarde, Flanagan trabajó para WDBJ7 en Virginia durante algún tiempo con el nombre de Bryce Williams, dijo Jeffrey Marks, gerente general de la estación de televisión.

De acuerdo con Marks, Flanagan decía que otros empleados le hacían comentarios con tintes raciales por lo que presentó una queja ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades de Empleo. Se determinó que la demanda era infundada y fue descartada, dijo Marks.

Tras describir a Flanagan como "un hombre infeliz" con quien era difícil trabajar, Marks dijo que su estación de televisión lo despidió hace cerca de dos años y agregó que en ese momento, la policía tuvo que escoltar a Flanagan para que saliera del edificio.

[[wysiwyg_imageupload:6086:]]

De acuerdo con WDBJ7, el incidente ocurrió durante una transmisión en vivo a las 06:45 hora local (10:45 GMT) en un centro comercial de Moneta, Virginia, cuando los dos periodistas cubrían un evento en Bridgewater Plaza.

WDBJ7 identificó a los dos periodistas muertos como el fotógrafo de 27 años Adam Ward y la reportera de televisión de 24 años, Alison Parker.

En la parte inicial de la transmisión en vivo, Parker aparece entrevistando a una mujer que más tarde fue identificada como Vicki Gardner, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de Smith Mountain Lake.

Después se escucharon disparos y tanto Parker como Gardner fueron grabadas gritando y buscando esconderse. Gardner resultó herida, pero sobrevivió al incidente.