Río de Janeiro. Suman 27 las víctimas fatales provocadas por los fuertes enfrentamientos entre criminales y fuerzas de la policía en Río de Janeiro.

La ola de violencia, que se ha extendido por cinco días, ha dejado 45 vehículos incendiados.

Diecinueve muertes se produjeron este miércoles, informó Prensa Latina.

Cuatro de los fallecidos fueron abatidos en un operativo del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) en Vila Cruzeiro, ubicado en la zona norte de Río de Janeiro.

Los enfrentamientos entre integrantes de bandas criminales y la policía se han extendido a 28 favelas (barrios pobres), donde murieron 15 personas.

El acto más violento se registró a medianoche en la avenida Brasil, a la altura de Cordovil. Allí individuos dispararon contra un conductor de ómnibus para obligarlo a detener el vehículo, que fue quemado.