Río de Janeiro, famosa por sus cálidas playas y cielos soleados, contrató a una gurú espiritual para mantener las nubes alejadas durante la visita de este fin de semana del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Adelaide Scritori, una médium cuyos seguidores creen que puede ayudar a controlar los patrones climáticos, afirma que hace contacto con un antiguo espíritu conocido como Jefe Cobra Coral, quien, según la leyenda, es lo suficientemente poderoso como para influir en los fenómenos naturales.

"Ella entra en concentración profunda de modo que pueda comunicarse con el jefe y le pide buen clima", dijo Osmar Santos, su marido y vocero de la Fundación Jefe Cobra Coral, que apoya el trabajo de la gurú.

Scritori realiza servicios similares para Río de Janeiro antes de sus celebraciones de Año Nuevo y también ha ayudado durante visitas del ex presidente de Estados Unidos George W. Bush en el 2007 y del fallecido Papa Juan Pablo II en 1997.

Se considera que su intervención ayudó a elevar la temperatura en Londres durante un invierno excesivamente frío en 1986, según Santos.

Scritori podría ver su trabajo dificultado durante la visita de Obama, que se extenderá desde este sábado en la noche hasta el lunes en la mañana. El sitio web de clima de Brasil Climatempo pronostica que estará parcialmente nublado con lluvias ocasionales.

Obama estará en Brasilia este sábado y en Río de Janeiro este domingo.