Ciudad de México. En lo que va del año han sido hurtados 38,701 vehículos automotores de todo tipo, de los cuales 12 por ciento son de carga, por lo que la situación es más alarmante de lo que han reportado los propios autotransportistas, ya que además se ha incrementado el uso de la violencia.

De acuerdo con la Oficina Coordinadora de Riesgo Asegurado (OCRA), asociación civil constituida por 22 instituciones de seguros, entre enero y julio de 2016, los delincuentes han robado 4 mil 578 camiones pesados en todo el país, cifra que supera las 663 unidades reportadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación, y que son las cifras que ha dado a conocer la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

Mario Croswell Arenas, director de OCRA, explicó que las cifras de esta organización se refieren únicamente a vehículos que cuentan con póliza de seguro y recordó que el parque vehicular es de 38 millones de todo tipo de unidades en el país y de las que se estima que únicamente están aseguradas el 30 por ciento, por lo que una cantidad similar es la que pudiera contar con póliza de seguro por los autotransportistas de carga.

De las 4 mil 578 unidades de carga sustraídas, 3 mil 640 han sido robadas con violencia, es decir 80 por ciento y las otras 938 o el 20 por ciento fueron hurtadas mientras estaban estacionadas.

Croswell destacó que el negocio de las seguradoras es “el de asegurar, incluso piernas de futbolistas” por lo que rechazó la posibilidad de que haya empresas del ramo quese  nieguen a emitir pólizas que amparen a los camiones de carga, como lo informó la Canacar el miércoles pasado. También dijo desconocer si ha aumentado el monto de las pólizas para el transporte de carga.

OCRA, firma que asesora a aseguradoras, localiza, identifica y recupera unidades hurtadas, informó que en lo que va del presente año el robo de camiones de hasta 12.5 toneladas se ha incrementado en más de mil por ciento (mil 002 por ciento); seguido por las unidades de hasta 7.5 toneladas con un 20 por ciento y los semirremolques con un 19 por ciento.

Para la Canacar, en el problema de la inseguridad interviene también el secuestro de unidades por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), aunque muchas veces las unidades son recuperadas sin que la mercancía haya sido tocada, asegura.

Croswell comentó que existen lugares en los que desafortunadamente no hay autoridad, por lo que una parte importante de los vehículos: carros, camionetas y camiones de carga, son utilizados en la actualidad por líderes de movimientos sociales.

Observó que es el caso de quienes encabezan las marchas organizadas por los profesores en diversas ciudades del país.

De acuerdo con la Canacar la recuperación de las unidades robas asciende a un 50 por ciento, mientras OCRA establece la cifra en un nivel de 42 por ciento en el total de los vehículos robados de todo tipo en el país.