Moscú. Rusia dijo este martes que Estados Unidos está ignorando sus preocupaciones ante los planes de Washington de instalar un escudo anti misiles con equipos que quedarían cerca de la frontera rusa.

Aunque el presidente estadounidense, Barack Obama, satisfizo el año pasado a Moscú al retirar un plan de escudo antimisiles de su predecesor George W. Bush, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Andrei Nesterenko, dijo que su país tenía preocupaciones similares sobre el nuevo enfoque de Washington.

En un comunicado, Nesterenko dijo que "ya estaba claro" que la nueva iniciativa "en esencia propone el proyecto de defensa antimisiles en Europa sin tomar en cuenta los justificados intereses y preocupaciones de Rusia".

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, visitó el sábado Polonia y fue testigo de la firma de un pacto que permite la instalación de interceptores de misiles estadounidenses en ese país.

Nesterenko indicó que pese a las promesas de cooperación para afrontar amenazas "parece que el lado estadounidense (...) ha comenzado a desplegar elementos de su sistema de defensa antimisiles en base a sus decisiones propias y no a las conjuntas".

Los comentarios sugieren que el plan aún podría amargar las relaciones entre Moscú y Washington.

Obama removió el plan de la era de Bush para instalar un sistema interceptor de misiles de largo alcance en Polonia y un radar en la República Checa, como parte de su campaña para "reiniciar" las relaciones con Rusia, optando en lugar de eso por interceptores más pequeños en tierra y mar.

Tanto los Gobiernos de Obama como de Bush dijeron que el sistema es necesario para proteger a la región de posibles amenazas de naciones como Irán.

Pero Nesterenko indicó que las afirmaciones de Estados Unidos de que su proyecto no era una amenaza para Rusia eran insuficientes.

"Estamos seguros de que las amenazas de misiles en Europa que requerirían el despliegue de un sistema de defensa en las fronteras con Rusia no existen ahora y no se prevén para el futuro", aseveró.

Rusia ha destacado que eventualmente podría retirarse de un pacto de reducción de armas nucleares que firmó en abril si Estados Unidos despliega el escudo antimisiles.