Moscu, Rusia. Investigadores rusos dijeron el sábado que el atacante suicida que causó la muerte de al menos 35 personas en el mayor aeropuerto de Moscú esta semana tenía 20 años y procedía del Cáucaso Norte, y destacaron que el sitio de la explosión indicaba que su blanco eran extranjeros.

El anuncio realizado el sábado por el portavoz de la comisión investigadora, Vladimir Markin, fue la primera confirmación oficial de que el atacante provino de la volátil región del Cáucaso Norte.

"No daremos a conocer su nombre hoy (...) porque la investigación para identificar y capturar a los organizadores y cómplices sigue en curso", dijo en un discurso televisado.

Ningún grupo se ha adjudicado la responsabilidad por el ataque al aeropuerto Domodedovo, que causó la muerte de al menos ocho extranjeros. El atentado llevaba el sello distintivo de los insurgentes del Cáucaso.

Los líderes rusos están luchando para contener una creciente insurgencia islámica en la región, una franja de provincias empobrecidas, mayormente musulmanas, a lo largo de la frontera sur de cristianos ortodoxos de Rusia.

El jefe de la provincia mayormente musulmana de Ingusetia, en el Cáucaso Norte, dijo también el jueves que el atacante provenía de la región.

"Estos líderes del Cáucaso Norte son los responsables, como Doku Umarov", dijo a periodistas Yunus-Bek Yevkurov en la capital de Ingusetia, Magas, en referencia a un jefe rebelde checheno que se hacía llamar emir del "Emirato del Cáucaso".

"El Emirato del Cáucaso lo hizo, estoy seguro de que lo hizo", dijo en su custodiado palacio.

Reportes de RePress también se han centrado en un grupo distinto de la vecina Daguestán, el Nogai Jamaat.

El ataque con bomba en la sala de arribo de Domodedovo también sugiere que los militantes intentaban dificultar los esfuerzos del gobierno para atraer la inversión extranjera.

El atentado se produjo días antes de que el presidente Dmitry Medvedev volara al foro de Davos para instar a líderes de negocios a que aumenten la inversión en su país.