Londres. El costo de los contribuyentes por la primera visita de Estado papal a Gran Bretaña subirá hasta 50%, dijo el Gobierno, en momentos en que se esperan fuertes reducciones de gastos para combatir el déficit presupuestario.

El arzobispo Vincent Nichols, líder de los católicos en Inglaterra y Gales, señaló que la visita del Papa Benedicto XVI en septiembre ofrecería momentos inolvidables como "estar junto" a la Reina Isabel, gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra.

Sin embargo, el costo está previsto que suba a entre 10 y 12 millones de libras esterlinas, desde un estimado inicial de 8 millones de libras esterlinas, dijo a periodistas el representante especial del primer ministro para la visita papal, Chris Patten.

La contribución de la Iglesia Católica Romana está previsto que suba de su estimación original de unos 7 millones de libras esterlinas. Hasta el momento la ha subido en unos 5 millones de libras, en gran parte gracias a sus 5 millones de fieles y donantes privados.

Los costos de seguridad, contando los patrullajes policiales, aún no han sido revelados.

El ministro ex conservador y gobernador de Hong Kong dijo que el costo inicial subestimaba la "complejidad y sofisticación" de la visita, que combinaba elementos estatales y pastorales.

El domingo, el Gobierno de coalición le pidió a muchos departamentos planificar para posibles recortes de gastos de hasta 40%, mucho más de lo anunciado en un presupuesto de emergencia el mes pasado.

También dijo que se necesitaban cortes severos y alzas de impuestos para combatir un déficit presupuestario histórico en tiempos de paz cercano a 11% del PIB, a fin de restaurar la confianza del mercado y evitar correr la suerte de países endeudados como Grecia.

La Alianza de Contribuyentes, que llama a una sociedad de impuestos bajos, dijo que "ningún visitante debería costarle a los contribuyentes británicos una suma tan grande de dinero".

Terry Sanderson, presidente de la Sociedad Secular Nacional, dijo a Reuters: "Algo importante que no se nos ha dicho es cuánto costará la seguridad". Sugirió que la cuenta podría ser por decenas de millones.