La Habana. Un avión de la aerolínea cubana Aero Caribbean con 68 personas a bordo se estrelló este jueves en el centro de la isla, dijeron medios oficiales, sin que hubiera reportes de sobrevivientes entre los pasajeros de 11 nacionalidades.

En la aeronave ATR-72 viajaban 40 cubanos y 28 extranjeros: nueve argentinos, siete mexicanos, tres holandeses, dos alemanes, dos austriacos, un español, un francés, un italiano, un japonés y un venezolano, dijo el Instituto de Aeronáutica Civil.

Las autoridades leyeron por televisión los nombres de todos los ocupantes del avión, pero no aclararon su situación.

Sin embargo, en el hospital de Guasimal, cerca del lugar del accidente a unos 350 kilómetros al sudeste de La Habana, fueron desactivados los equipos de emergencia al filo de la medianoche.

"No hay más nada. Ya se desactivó aquí el policlínico porque en realidad no hay ningún sobreviviente", dijo una fuente médica a Reuters.

La misma fuente dijo que habían sido recuperados una decena de cadáveres.

Según el Instituto de Aeronáutica Civil, el bimotor reportó una emergencia a las 17:42 hora local (2242 GMT) cuando volaba sobre la provincia central de Sancti Spíritus. Después perdió contacto con los controladores aéreos.

"En estos momentos las autoridades de Aeronáutica Civil del territorio se encuentran precisando los detalles del hecho", dijo una nota oficial leído por la televisión.

La aeronave volaba desde Santiago de Cuba, en el extremo oriental de la isla, a La Habana.

Bola de fuego. Testigos dijeron que el ATR-72 se precipitó en una zona rural y estalló en una bola de fuego.

"Vecinos del lugar (...) describieron que el avión realizó varios movimientos bruscos antes de caer a tierra", reportó el diario local Escambray (www.escambray.cu) en una nota titulada "Localizados primeros cadáveres".

Fotografías publicadas en el sitio web oficial Cubadebate (www.cubadebate.cu) muestran los restos del avión ardiendo en medio de la noche.

Los socorristas debieron utilizar un bulldozer para acceder a la zona donde estaban los restos del avión.

La terminal del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana a donde debería haber aterrizado el avión de Aero Caribbean estaba desierto en la noche del jueves.

Las llegadas de otros vuelos domésticos fueron suspendidas al aproximarse la tormenta tropical Tomas al oriente de Cuba.