Tegucigalpa. El envío de los cuerpos de los 16 hondureños masacrados en Tamaulipas, México, se pospuso para el mediodía de este miércoles.

Las autoridades gubernamentales esperaban este martes a las ocho de la noche la llegada del avión C-130 de la Fuerza Aérea de México que transportará los cadáveres.

Pero el mal clima que impera sobre el territorio mexicano, por el huracán Earl, y problemas de una documentación en la alcaldía de San Fernando, impidió el despegue del avión, dijo el canciller Mario Canahuati.

Sin embargo, el vuelo se reprogramó para que despegue este miércoles y estaría aterrizando a mediodía en la base aérea militar Hernán Acosta Mejía, en Honduras.

La noticia cayó como balde de agua fría para los familiares. Y es que ellos han sentido que desde el asesinato de sus parientes los segundos y los minutos han sido más largos de lo normal. En la Cancillería hubo hasta desmayos.

Su reacción no es para menos, pues este miércoles se cumplen 11 días del macabro crimen (72 migrantes murieron el domingo 22 de agosto) y 8 de haber sido descubiertos los cuerpos por las autoridades (miércoles 25 de agosto) en un rancho de San Fernando, Tamaulipas, México.

"Yo sé que es dolorosa la espera, ya estábamos preparados para recibirlos en la noche (del martes), pero esa es la realidad, y lo único que queda es ponernos a la disposición y colaborar en todo lo que de alguna manera les pueda hacer a ustedes (el canciller se dirigía a los familiares) las cosas menos penosas", apuntó Canahuati. El canciller ofreció hospedaje y alimentación a los familiares de los hondureños que serán repatriados.

Una vez que los cuerpos lleguen no serán entregados de inmediato. En primer lugar, se tiene preparado un acto religioso para rogar por el eterno descanso de las víctimas.

Posteriormente se cree que el presidente Porfirio Lobo Sosa dirigirá un mensaje a los dolientes.

Y por último, peritos de medicina forense y del Ministerio Público someterán a los cuerpos "a intensos estudios forenses y después los entregaremos a sus parientes", según informó el vocero de esa institución, Melvin Duarte. Una vez finalizado este proceso, los cuerpos serán entregados a sus familiares, que recibirán el apoyo de las Fuerzas Armadas para trasladar los restos a diferentes partes del país.

Falta identificar 21 cuerpos. El vicecanciller Alden Rivera, que se encuentra en México, dijo que aún resta por identificar unos 21 cuerpos. Se sospecha que puedan haber más hondureños asesinados.

Sin embargo, la única información oficial apunta a que hay cinco cuerpos preidentificados como hondureños, pero serán confirmados en el transcurso de este miércoles o este jueves.

De corroborar la nacionalidad hondureña de estos cuerpos, serán repatriados al país el próximo viernes o sábado, informó el vicecanciller.

Hasta el momento se han identificado 16 hondureños, 13 salvadoreños, cuatro guatemaltecos, un brasileño y varios ecuatorianos.

Rivera reiteró que "hay algunos cuerpos en un estado de descomposición que no permite su reconocimiento inmediato y se deberá recurrir a estudios de ADN, que tardarán al menos 10 días, y luego se dará la etapa de identificación, esto lo exigen las leyes de México y sin los mismos no saldrán los cuerpos".

El vicecanciller, que en un inicio se dijo que acompañaría a los 16 cadáveres que llegan este miércoles al país, permanecerá en México para darle seguimiento a los otros cinco muertos que se han preidentificado como hondureños y en su defecto agilizar su repatriación.

Recuento de los hechos. La noticia de la masacre trascendió luego de que un ecuatoriano, único sobreviviente del atentado, escapó con una herida de bala en el cuello del rancho de San Fernando.

El sobreviviente tuvo que caminar varios kilómetros para llegar la localidad más cercana al rancho y contar lo sucedido. La Armada mexicana descubrió los restos de 72 migrantes indocumentados.

Los cuerpos habían quedado a la intemperie y fueron afectados por las altas temperaturas de la región y, por tanto, presentaban un alto grado de descomposición.

En un inicio se informó que había solo tres hondureños, pero el jueves 26 de agosto la cifra se había elevado a 8 y luego a 11. El viernes 27 de agosto, la Cancillería envió al vicecanciller Alden Rivera para que agilizara la repatriación de los catrachos identificados.

Actualmente sólo se está a la espera de la confirmación de la nacionalidad de cinco hondureños que han sido preidentificados.

Cancillería repatriará tres hondureños preidentificados. La noche del lunes se tenía la certeza de la repatriación de 14 cuerpos, pero en la mañana del martes se confirmó que se excluyó a uno de ellos porque investigan si está vivo, pero se incluyó a tres hondureños que habían sido preidentificados.

La víctima excluida del listado es Jorge Virgilio Membreño Montes.

Los hondureños preidentificados y que serán repatriados en el vuelo de este miércoles son: Bryan Ariel García Ferrera, de 18 años y originario de San Pedro Sula; Carlos Alejandro Espinoza, originario de Tela, Atlántida; y Julián Sánchez Benitez, de quien se desconoce fecha de nacimiento y lugar de origen.

La Asociación Red Comités de Migrantes y Familiares de Honduras condenó este martes la comisión de estos delitos que catalogó como lesivos a los derechos de los migrantes. Junto con repudiar los hechos, demandaron justicia.