Tel Aviv. El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, pidió este lunes una "acción audaz" de los líderes israelíes y palestinos para alcanzar la paz, luego de advertir que Israel está cada vez más aislado en Oriente Medio.

En su primer viaje a Israel desde que se convirtió en el jefe del Pentágono, Panetta se reunió con el ministro de Defensa Ehud Barak en el comienzo de una visita que incluye conversaciones separadas con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Quiero enfatizar que hay una necesidad, y una oportunidad, de (tomar) medidas audaces de los dos lados para avanzar hacia una solución negociada de dos estados. No hay alternativa a las negociaciones", dijo Panetta en una conferencia de prensa con Barak.

Las conversaciones de paz mediadas por Estados Unidos colapsaron hace un año cuando Netanyahu se negó a extender una moratoria de 10 meses sobre la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania.

Abbas condicionó el retorno a las negociaciones a un congelamiento de los asentamientos y solicitó el mes pasado el pleno ingreso palestino a Naciones Unidas, una iniciativa rechazada por Estados Unidos e Israel, que lo instaron a regresar al diálogo.

Hablando a periodistas en su vuelo a Israel, Panetta dijo que va a reafirmar los compromisos de seguridad de su país con el Estado judío e intentar mejorar sus relaciones cada vez más frías con Turquía y Egipto.

"Está bastante claro, en este momento dramático en Oriente Medio en el que ha habido tantos cambios, que no es una buena situación para Israel quedar cada vez más aislado. Y eso es lo que ha ocurrido", indicó en el avión.

Cambio político. La visita de Panetta, que incluirá reuniones con líderes egipcios, se produce en medio de un movimiento de revueltas árabes en reclamo de un cambio político que ha sacudido la región elevando las expectativas, las tensiones y la incertidumbre.

Las protestas derribaron a los gobiernos de Túnez y Egipto, histórico aliado de Estados Unidos, y desataron una guerra civil en Libia que condujo a la caída del líder Muammar Gaddafi.

Pero los cambios en algunos casos han sido perturbadores.

Manifestantes egipcios invadieron la embajada israelí en El Cairo el mes pasado por un choque en el que murieron cinco guardias de frontera. El manejo del incidente por parte del Gobierno militar puso en duda el compromiso de Egipto con un viejo acuerdo de paz con Israel.

"El momento elegido (para la visita de Panetta) no podría ser más apropiado dado los eventos que se están desarrollando en la región y el amplio abanico de temas importantes en la agenda con los israelíes y los egipcios", dijo un destacado funcionario de Defensa estadounidense hablando bajo condición de anonimato.