Hombres armados secuestraron este domingo a dos turistas brasileñas que viajaban por la península de Sinaí en Egipto luego de una visita a un aislado monasterio en medio de las montañas, dijeron fuentes de seguridad.

Se cree que los hombres armados eran beduinos que buscaban rehenes para negociar la liberación de prisioneros retenidos por el gobierno, dijeron las fuentes.

Detuvieron un bus que llevaba a un grupo de turistas al monasterio Santa Caterina pero sólo tomaron a las dos mujeres brasileñas. El gobierno contactaba a los jeques beduinos locales para intentar negociar la liberación de las mujeres, agregó la fuente.

Las tribus beduinas en el Sinaí han atacado estaciones policiales, bloqueado el acceso a ciudades y tomado rehenes para mostrar su descontento con lo que ven como un mal trato de parte de El Cairo y para presionar por la liberación de parientes apresados.

El mes pasado, dos mujeres estadounidenses fueron retenidas en un corto secuestro hasta que las autoridades egipcias negociaron su liberación un par de horas después. Dos decenas de trabajadores de una fábrica china de cemento también fueron raptados el mes pasado y liberados un día después.

Decenas de beduinos armados cercaron este mes un campamento perteneciente a una fuerza de paz multinacional en el Sinaí por ocho días, antes de levantar su asedio el viernes después de negociaciones con el Ejército egipcio.

Los beduinos también han intentado presionar a las autoridades egipcias para que liberen a personas de la tribu actualmente encarceladas.