Bogotá. Presuntos guerrilleros de las FARC secuestraron este lunes a 23 trabajadores contratistas de una firma que realizaba labores de sísmica para la petrolera canadiense Talisman Energy Inc. en una zona selvática del este de Colombia, informó el Ejército.

El secuestro masivo, que deja en evidencia los riesgos que enfrenta la industria petrolera en Colombia por el conflicto interno armado, se produjo en zona rural del municipio de Cumaribo, en el departamento del Vichada.

El Comando del Ejército dijo que los trabajadores "fueron secuestrados por hombres armados, al parecer integrantes de la cuadrilla 16 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)".

"Al rechazar el acto terrorista, el comandante del Ejército ha dispuesto las tropas y los recursos necesarios que permitan el retorno sanos y salvos de los plagiados al seno de sus hogares", precisó el comunicado militar.

El portavoz en Colombia de Talisman, Tomás Rueda, dijo a la radio local que el secuestro de los trabajadores, todos de nacionalidad colombiana, se produjo en un campamento de la petrolera en la tarde del lunes.

"La totalidad de las personas son de nacionalidad colombiana y el 80 por ciento de estos contratistas son personas de la región", afirmó Rueda.

En tanto, el gobernador del departamento del Vichada, Juan Carlos Avila, dijo que los trabajadores fueron conducidos hacia una selvática.

"Entraron estos sujetos a uno de los campamentos obligando a las 23 personas a que los acompañaran a través de la selva", relató el funcionario.