Tegucigalpa, Andina. Un grupo de hombres armados acribilló a seis personas y dejó heridas a otras tres en el aeropuerto Ramón Villeda Morales, al noreste del país, en lo que la policía considera que se trata una operación planificada que desató el pánico en las instalaciones.

El incidente tuvo lugar a la salida de la terminal. Los fallecidos, según las primeras investigaciones, esperaban a un pasajero que regresaba a Honduras en un vuelo salido de Miami.

En ese momento, "los asaltantes obstruyeron la salida de los vehículos en los que iban los ahora occisos. Se colocaron a unos diez metros, se bajaron, se dirigieron a los carros y bajaron a los ocupantes para ejecutarlos", afirmó el portavoz policial Eduardo Vargas al diario hondureño El Heraldo.

"Tras acribillarlos se dieron a la fuga en los tres vehículos que antes habían usado para cortar el paso a sus víctimas. Fue algo bien planificado", añadió.

Los tres heridos fueron trasladados por patrullas de la policía a un centro asistencial de La Lima.