Washington. El Senado estadounidense aprobó este miércoles un nuevo tratado de armas nucleares con Rusia, brindándole al presidente Barack Obama una gran victoria en política internacional en su intento por mejorar las relaciones con Moscú.

El mandatario también pretende frenar el despliegue de armas nucleares en el mundo.

El Senado aprobó el tratado con 71 votos a favor y 26 en contra tras un polémico debate que amenazó el tradicional bipartidismo sobre asuntos de seguridad nacional.