Washington. El gobierno de Obama debería brindar recursos adicionales para ayudar a México mientras ambos países intentan terminar con el narcotráfico a lo largo de su frontera común, según un republicano de alto rango del Senado de Estados Unidos.

El senador Richard Lugar, el republicano de mayor rango en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, pidió a Obama que considere utilizar al Ejército de Estados Unidos y a la comunidad de inteligencia para brindar más activos de vigilancia para ayudar a detener las drogas y armas que cruzan la frontera desde y hacia México.

"Las organizaciones de tráfico de droga transnacionales que operan desde México representan la amenaza más inmediata a la seguridad nacional que enfrenta Estados Unidos en el Hemisferio Occidental", dijo en comentarios preparados para conferencia con fiscales mexicanos el domingo en Indiana.

"Estados Unidos debería iniciar una amplia revisión de nuevos pasos que el Ejército y la comunidad de inteligencia de Estados Unidos podrían adoptar para ayudar a combatir a los carteles mexicanos en asociación con el gobierno mexicano", dijo Lugar, sugiriendo activos en aviación, vigilancia y otras áreas de inteligencia.

Lugar, de Indiana, es una de las voces más respetadas en política exterior en el Senado de Estados Unidos.

Estados Unidos y México han estado intentando reforzar la seguridad en la frontera para detener el flujo de armas ilegales y drogas, pero los carteles del narcotráfico han librado una fiera y violenta batalla para proteger sus operaciones y negocios.

Más de 26.000 personas han muerto en hechos de violencia relacionados con el narcotráfico en México desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una guerra contra los carteles en el 2006.

Anteriormente este año, el gobierno de Obama comenzó a desplegar más tropas de la Guardia Nacional y este mes comenzó a operar un servicio de vigilancia con aeronaves no tripuladas a lo largo de la porosa frontera que se extiende por casi 3.200 kilómetros.