Jartum. Hombres armados mataron a tiros el sábado a siete personas y dejaron a otras 20 heridas en un campamento de refugiados en la violenta región sudanesa de Darfur, informaron soldados de paz.

La masacre es la más reciente señal de la creciente violencia dentro y alrededor de los centros de desplazados de la zona.

La fuerza de paz conjunta de Naciones Unidas y la Unión Africana en Darfur (UNAMID) dijo que durante la mañana del sábado hubo disparos en el campamento Hamidiya, cerca de la ciudad de Zalingei en el estado de Darfur occidental.

Más de siete años de combates en la árida región han llevado a más de 2 millones de personas a buscar refugio en campamentos dependientes de las agencias de ayuda, en búsqueda de agua y alimentos.

Muchos campamentos se han politizado fuertemente y Jartum acusó a algunos líderes de almacenar armas, además de esconder a combatientes de grupos rebeldes que se levantaron en armas contra el gobierno en el 2003.

"Siete personas murieron en el campamento de IDP (personas desplazadas internamente) y al menos 20 murieron. No sabemos quién estuvo detrás", dijo el portavoz de UNAMID Chris Cycmanick.

Los enfrentamientos se producen dos días después de que rebeldes acusaran a combatientes a favor del gobierno de matar a unas 54 personas en un mercado en el poblado de Tabarat, en el norte de Darfur. La mayoría de las víctimas reportadas eran residentes de un campamento de refugiados cercano.

UNAMID dijo que el insurgente Ejército de Liberación del Sudán (SLA por su sigla en inglés) le permitió a un número de soldados de paz visitar el área circundante a Tabarat para revisar los detalles del ataque.

También ha crecido la tensión en el campamento Kalma, que alberga a unas 82.000 personas fuera de la capital del estado de Darfur del Sur, Nyala.