Tras la tragedia protagonizada por una formación de Trenes de Buenos Aires (TBA), que dejó media centena de muertos este miércoles al no frenar en la terminal del barrio Once, el presidente de la Unión Ferroviaria del Uruguay, Carlos Aramendi, indicó que “los mismos trenes accidentados en la capital argentina son los que cruzan a Uruguay” por el puente de Salto en el servicio llamado Tren de los Pueblos Libres, que une la estación argentina de Pilar con la ciudad de Paysandú.

Aramendi dijo este jueves que el sindicato ya alertó a las autoridades en su momento sobre los “incumplimientos de la empresa TBA en materia de seguridad”.

El dirigente aseguró que “los subsidios que recibe la empresa argentina no los vuelca donde tiene que hacerlo que es, fundamentalmente, en los aspectos de seguridad”.

La hipótesis más contundente que se maneja en Argentina es que los frenos del convoy fallaron al llegar a la terminal y que, por ello, se estrelló de frente con el muro de contención que hay al final de la vía.

El impacto provocó que el segundo vagón se incrustara en el primero unos siete metros, lo que provocó escenas desgarradoras.

El Tren de los Pueblos Libres fue el retorno a la interconexión ferroviaria entre Uruguay y Argentina, promovido por los gobiernos de José Mujica y Cristina Fernández en 2011.

El gremio uruguayo se opuso al acuerdo alcanzado y, entre otras cosas, aludían su descontento a las fallas en la seguridad en las que incurría la compañía TBA.

Los reclamos también tuvieron lugar en el marco del proyecto que aprobó el gobierno para asociar a AFE con la Corporación Nacional para el Desarrollo y pasar a la empresa bajo la órbita del derecho privado.