París. Los asistentes de vuelo franceses llamaron este sábado a una huelga de cuatro días a partir del 5 de noviembre para protestar contra una nueva legislación que cobra impuestos a sus vuelos rebajados en otras aerolíneas.

La legislación, que no está relacionada con la reforma de pensiones recientemente aprobada del presidente Nicolas Sarkozy, significaría que los asistentes de vuelo deberán pagar impuestos a pasajes rebajados de aerolíneas que no los empleen directamente, dijo el sindicato SNPNC.

El sindicato representa a un 25% de los asistentes de vuelo en Air France y también tiene una "importante presencia" en otras aerolíneas francesas, señaló un funcionario del sindicato.

De manera separada, seis sindicatos en Air France han llamado a una huelga el 4 de noviembre contra la reforma de pensiones de Sarkozy.