Siria dijo que 23 personas murieron en la protesta del domingo cerca de los Altos del Golán, cuando tropas israelíes dispararon contra manifestantes palestinos que marchaban hacia la verja fronteriza.

La agencia oficial SANA citó al ministro de Sanidad, Wael al-Halki, diciendo que el balance de muertos incluía a una mujer y a un niño, y añadió que otras 350 personas sufrieron heridas de bala.

Hace tres semanas, soldados israelíes mataron a tiros a 13 manifestantes palestinos que intentaron pasar por la frontera israelí con Líbano y Siria durante las protestas con motivo de lo que los palestinos llaman la "catástrofe" de la fundación de Israel en 1948.

La protesta del domingo conmemoraba el 44 aniversario de la derrota árabe en la guerra de los Seis Días de 1967, cuando Israel capturó los altos del Golán, así como Cisjordania y la Franja de Gaza, donde los palestinos quieren establecer un estado.

Los palestinos en Siria marcharon el domingo desde una colina que se sitúa sobre la localidad drusa de Majdal Shams hasta la frontera israelí, que antes del mes pasado había sido pacífica durante décadas.

Israel ha acusado al presidente sirio, Bashar el Asad, de autorizar las protestas del Golán para tratar de desviar la atención del mundo de su sangrienta supresión de la revuelta popular contra su régimen autoritario.

A Israel le preocupa que las protestas por parte de manifestantes desarmados sean una nueva táctica de los palestinos, adoptada tras las revueltas populares en el mundo árabe, para provocar una respuesta violenta y obtener más simpatía internacional para su causa.