Un sismo de 7,3 grados en la escala abierta de Richter sacudió este domingo a no menos de once departamentos del sur y suroeste de Colombia, sin que hasta el momento se tengan reportes de víctimas humanas, aunque si sobre algunos daños en viviendas de un caserío.

Según el servicio geológico de Colombia, el movimiento telúrico, que se presentó a las 11:31 A.M. (hora local), tuvo su epicentro en el caserío La Vega, en el departamento del Cauca, a una profundidad de 168 kilómetros.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgo señaló que el temblor se sintió principalmente en los departamentos del Cauca, Valle del Cauca, Huila , Risaralda, Quindío, Santander, Antioquia, Caldas, Tolima, Chocó y Cundinamarca.

Inicialmente, el Servicio Geológico del Gobierno de Estados Unidos lo situó en 7,1 grados Richter y a una profundidad de 150 kilómetros.

Tras un primer barrido, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo señaló que tenía el reporte de que algunas viviendas del caserío de Timbiquí, en el departamento del Cauca, resultaron afectadas, aunque ningún habitante resultó herido.

En Bogotá, el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE) comenzó un recorrido por todas las localidades de la ciudad, en compañía de las empresas de servicios públicos, para determinar si hay personas heridas o daños en redes de gas o acueducto.

En las principales capitales departamentales se vivieron momentos de zozobra, especialmente en edificios altos, aunque la situación no pasó a mayores.

El sismo, que también se sintió con fuerza en Ecuador, no dejó víctimas en este país, informó la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) ecuatoriana.

La entidad desmintió versiones que circularon por la red social Twitter, según las cuales el temblor había causado dos muertos en la provincia costera de Esmeraldas.

"Estuvimos en el sector Canangas, en la vía Esmeraldas-Atacames, y no hallamos nada", dijo a la prensa Guillermo Prado, responsable de una comisión enviada a la zona para verificar los rumores.

El rumor se habría originado por una llamada a una línea de emergencias, en la que un hombre daba cuenta del fallecimiento de una anciana y un bebé por la caída de una pared, reseñó el diario El Comercio en su sitio web.

"Hasta ahora tenemos siete llamadas falsas. Pedimos a la ciudadanía colaborar en estos momentos de tensión", señaló Prado.