Un sismo de mediana intensidad sacudió pasado el mediodía de este jueves la zona central de Chile, lo que provocó alarma en la población, mientras las autoridades descartaron una alerta de tsunami, al igual que daños o heridos en un reporte preliminar.

"Este es un sismo de mediana intensidad (...) lo que significa que no reúne condiciones ni características necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile", dijo a periodistas Paolo Marín, jefe de turno de Onemi.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) dijo que el sismo alcanzó una magnitud de 5,3, mientras que el servicio de sismología de la Universidad de Chile lo estimó en 5,4.

El movimiento ocurre casi siete meses después del devastador terremoto y posteriores tsunamis que sacudieron la zona central y sur de Chile y dejaron más de 500 muertos, medio centenar de desaparecidos y millonarias pérdidas.

Descartan alerte de tsunami. La gubernamental Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) descartó una alerta de tsunami tras el sismo que abarcó desde la región costera central de Valparaíso hasta la sureña del Maule.

"Este es un sismo de mediana intensidad (...) lo que significa que no reúne condiciones ni características necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile", dijo a periodistas Paolo Marín, jefe de turno de Onemi.

Aunque en la capital chilena los edificios oscilaron, las autoridades no tenían reportes de daños a la infraestructura o heridos, salvo un colapso en los sistemas de comunicación.

Las minas de cobre El Teniente y Andina de la gigante estatal Codelco, ubicadas en la zona donde se produjo el sismo, están operando sin problemas, dijeron portavoces.

En igual condición se encontraban las refinerías de petróleo Aconcagua y Bío Bío de la estatal chilena ENAP, dijo una fuente de la compañía.