Quito. Con el sonido de los disparos que escuchó en medio de la noche, el ecuatoriano Freddy Lala recuerda la odisea que vivió para escapar de la peor masacre perpetrada en territorio mexicano por bandas de crimen organizado.

Lala -un joven ecuatoriano oriundo de una pobre población en la zona andina del país- sobrevivió, junto a otro ciudadano hondureño, del ataque en el que murieron unos 72 migrantes en un rancho en el norte de México, cerca de la frontera con Estados Unidos la semana pasada.

"Escuché el ruido que disparaban. Pensé que disparaban por ahí al lado, pero no. Escuché que disparaban a mis amigos y luego llegó disparando a mi (...) acabó de disparar y se fueron, mataron a todos", relató Lala en un video difundido este jueves por el canal local Gama TV, bajo el control del Estado ecuatoriano.

"Les digo a todos los ecuatorianos que ya no viajen más porque Los Zetas están matando a mucha gente".

El joven, quien se encuentra en Ecuador bajo la protección del gobierno, salió de su pueblo natal para llegar a Estados Unidos, en busca de mejores condiciones de vida.

Pero, tras una travesía de más de dos semanas hasta llegar a México, pasando por Honduras y Guatemala, tuvo que enfrentar una odisea de más de diez horas hasta conseguir ayuda en un puesto de marinos en la carretera.

"Caminé con dolor, pidiendo auxilio, nadie me quiso ayudar. Se hizo de día (...) vi a los marinos que estaban dormidos, a ellos les pedí ayuda", recuerda Lala, quien se recupera de sus heridas en un lugar no especificado por el Gobierno, junto a su esposa y familia.

En el video difundido en todo el país, aparece únicamente la imagen del rostro difuminado de Lala y la voz de una mujer haciéndole preguntas.

El gobierno había solicitado a los medios de comunicación que no traten de contactar al sobreviviente porque temían por su seguridad.

Lala acusa al grupo denominado "Los Zetas", uno de los mayores de México, de la masacre de 58 hombres y 14 mujeres.

"Viajaban conmigo 76 y mató a todos, les digo a todos los ecuatorianos que ya no viajen más porque Los Zetas están matando a mucha gente", agregó.