Soldados de la Segunda División del Ejército de Oruro confiscaron 14 motorizados ilegales el último fin de semana en la frontera con Chile, informó el comandante de esta unidad, Juan Carlos Massi.

"Normalmente los fines de semana se incrementan el intento de ingreso de vehículos, pero nuestro personal permanece en nuestras fronteras", agregó.

En los últimos meses, el Ejército confiscó unos de 200 carros indocumentados, comúnmente conocidos como chutos, en las rutas que utilizan los contrabandistas para ingresar al país. En una primera etapa se entregaron al Ejecutivo 140 motorizados y ahora se prepara otro lote.

"El Ejército tiene a su personal desplazado en los accesos fronterizos en procura de evitar que movilidades usadas e indocumentadas sean internadas ilícitamente a Oruro y al resto del país", manifestó el comandante Massi.

La Ley 133, de Saneamiento Legal de Vehículos Indocumentados, promulgada por el Gobierno el 8 de junio, establece la nacionalización de los motorizados chutos. A partir de ese momento, se prohibió la internación de esos vehículos.

La norma establece que serán decomisados todos los vehículos que no hayan sido nacionalizados o estén en este proceso. Los carros pasan inmediatamente a manos del Estado.