Tucson. Un hombre de 22 años que baleó en la cabeza a la congresista estadounidense Gabrielle Giffords, en un ataque de dejó seis muertos y 14 heridos, comparecerá este lunes ante una corte de Arizona para enfrentar cargos de asesinato e intento homicidio.

Los médicos se muestran optimistas de que Giffords se recupere luego de ser sometida a una cirugía cerebral de emergencia, pero la legisladora aún se encuentra en estado grave en un hospital de Tucson.

El ataque de este sábado en Tucson impulsó el debate sobre la retórica política extrema en Estados Unidos tras una áspera campaña para las elecciones parlamentarias de noviembre.

El gobierno acusó al supuesto atacante, Jared Lee Loughner, por doble tentativa de homicidio en primer grado, intento de asesinar a un miembro del Congreso, y otros dos intentos de asesinato.

El presidente Barack Obama pidió a los estadounidenses hacer un minuto de silencio este lunes a las 11.00 hora del este (1600 GMT) para honrar a las víctimas del ataque.

El director del FBI, Robert Mueller, dijo en una rueda de prensa que los funcionarios públicos deben estar en alerta, aunque no hay información que sugiera una amenaza específica adicional.

Mueller sostuvo que "el discurso de odio y otros discursos de incitación" representan un desafío a los funcionarios del orden, especialmente cuando llevan a ataques cometidos por "lobos solitarios".

Personalidad conflictiva. Loughner deberá presentarse en una corte de Phoenix el lunes a las 14.00 hora local (1700 GMT), indicó el Departamento de Justicia, y se divulgaron reportes de que se trataría de un hombre conflictivo al que se le pidió que abandonara una universidad local por problemas de disciplina.

Los investigadores dijeron en los cargos presentados que hallaron un sobre en la residencia del sospechoso con las frases escritas a mano "planifiqué por anticipado" y "mi asesinato" junto con el nombre "Giffords" y lo que parecía ser la firma de Loughner.

El sospechoso abrió fuego a corta distancia con una pistola semiautomática Glock mientras la congresista asistía a un encuentro político en el estacionamiento de un supermercado.

El juez federal John Roll y una niña de nueve años están entre las seis víctimas fatales. Otras 14 personas resultaron heridas en el ataque.

Los doctores dijeron que Giffords, una demócrata de 40 años, estaba en condición crítica aunque era capaz de seguir instrucciones simples, tales como levantar dos dedos cuando se lo solicitaban. Una bala atravesó el hemisferio izquierdo de su cerebro, que controla el habla.

Dada la devastadora naturaleza del impacto, los médicos dijeron no tener certeza sobre la amplitud del daño cerebral que sufrió Giffords.

Giffords fue puesta en un coma inducido aunque era despertada frecuentemente para evaluar su progreso.

"Hay áreas obvias de nuestro cerebro que son menos tolerantes a la inducción", dijo el doctor Michael Lemole. "No quiero caer en el camino de la especulación pero al mismo tiempo somos prudentemente optimistas", agregó.

Dupnik, dijo que una mujer herida, identificada por CNN como Patricia Maisch, arrebató un cargador al atacante cuando éste trataba de recargar luego de disparar a la multitud.

El sujeto logró introducir otro cargador pero se atascó, y luego fue derribado por dos hombres.

Conmoción en Washington

La violencia con armas de fuego es común en Estados Unidos, pero los tiroteos contra figuras políticas son inusuales, y Washington está conmocionado por el hecho.

Algunos demócratas han dicho que el actual clima político podría haber jugado un rol. "Estamos en una parte oscura en este país actualmente y la atmósfera es tóxica", dijo el congresista demócrata Emanuel Cleaver al programa "Meet the Press" de la cadena NBC.

Los investigadores están revisando un incoherente manifiesto publicado en internet por Loughner o alguien que escribió usando su nombre. El escrito, que carecía de un tema coherente, acusaba al Gobierno de controlar las mentes de los ciudadanos y exigía una nueva moneda.

Loughner se retiró de la Universidad Comunitaria Pima en octubre de 2010 luego de varios encuentros con la policía del campus, dijeron funcionarios de la institución en una declaración.

El hombre recibió instrucciones de que si deseaba seguir sus estudios debía obtener un certificado sicológico para demostrar que no presentaba un peligro para sí mismo u otros.

El ejército estadounidense confirmó que el sospechoso intentó alistarse en diciembre del 2008 pero que fue rechazado por razones no especificadas. CNN reportó que había sido rechazado por no haber pasado un análisis de drogas.

El tiroteo llevó a los legisladores de Washington a posponer su agenda por una semana, incluida la votación para revocar la reforma al sistema de salud de Obama. El nuevo congreso se reunió esta semana después de las elecciones del 2 de noviembre, en las que el Partido Republicano se hizo con el control de la Cámara de Representantes.

Giffords había advertido previamente que la acalorada retórica política había provocado violentas amenazas en su contra y actos de vandalismo contra su oficina.

En una entrevista el año pasado con la cadena MSNBC, Giffords mencionó un mapa de objetivos electorales publicado por Sarah Palin, la ex gobernadora republicana de Alaska y destacada dirigente conservadora, que tenía a cada uno marcado con el dibujo de la mira de un rifle.

Tras el incidente, el gráfico fue removido del sitio web de Palin y ella ofreció sus condolencias a las víctimas en Facebook.

Giffords, quien está casada con un astronauta de la NASA, es considerada una estrella en alza en el Partido Demócrata. Tras vencer a un rival conservador, fue una de los pocos candidatos demócratas que sobrevivieron a la ofensiva republicana en las elecciones de noviembre.